Noticias Blockchain

Una repentina muerte deja sin acceso a 190 millones de dólares a clientes

Colapso en QuadrigaCX, la bolsa de divisas en bitcoins  fundada en Canadá, tras la muerte de su creador,  el joven empresario  de 30 años Gerald Cotten, quien no compartió la clave que permitiría el acceso a las criptodivisas a sus más de 115 mil clientes. El canadiense había tramitado su testamento sólo 12 días antes de fallecer lo que levanto todo tipo de especulaciones.

Cotten, según fuentes de su propia empresa falleció el pasado 9 de diciembre en India, a dónde acudió de viaje con la intención de abrir un orfanato. Durante su estancia, las dolencias de la enfermedad de Crohn que padecía se complicaron y en poco tiempo perdió la vida.

Su esposa, Jennifer Robertson, ha emitido una declaración jurada en la que afirma que él mantenía el dinero de su compañía almacenado en un monedero digital, desconectado de Internet, al que solo se podía acceder a través de un clave. Dicha clave, afirma, jamás había sido compartida con nadie.

Él era muy cuidadoso con la seguridad de las bitcoins para prevenir posibles ‘hackeos’, por ello, todo lo que implicaba la administración de su negocio estaba muy bien encriptado y asegurado. Cotten según las mimas fuentes se había tomado además ciertas atribuciones tales como  “asumir la responsabilidad exclusiva del manejo de fondos y monedas y los aspectos bancario y contable del negocio, y para evitar ser hackeado, traspasó la ‘mayoría’ de las monedas digitales a carteras frías”.

Sin acceso a las criptodivisas, QuadrigaCX se ha declarado en quiebra, ya que ha llegado a deber unos 180 millones de dólares canadienses. Cantidad que a 190 millones de dólares americanos.

Representantes de la criptobolsa y la esposa de Cotten han dicho que han intentado acceder a los monederos fríos donde mantenían ciertos fondos para poder atender los problemas de liquidez, sin embargo, “sin éxito”, afirman.

La compañía ha contratado a expertos en tecnología en un intento de piratear la computadora portátil de Cotten y otros dispositivos para recuperar las criptomonedas faltantes, pero Robertson advirtió que al menos algunos de ellos «podrían estar perdidos».

El tribunal de Nueva Escocia designó a la firma de servicios financieros Ernst & Young como un monitor independiente que supervisará los esfuerzos de Quadriga para resolver sus problemas financieros.

Si bien el caso es inusual, no es la primera vez que la industria de la criptomoneda se ve afectada por problemas de seguridad. Los hackers han robado cientos de millones de dólares en monedas digitales en los últimos años.

To Top

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Recibirás toda la información que necesitas para estar al día de todo lo relacionado con el mundo de las Criptomonedas.

You have Successfully Subscribed!